Presentacion

"..No existen los lugares de paso, sino el viajero que pasa, guardando para siempre la esencia de los paisajes y las gentes que le acogieron un instante en su camino.."

jueves, 23 de junio de 2011

ENTRENANDO.-

Entrenando a diario, sacando tiempo de debajo de las piedras. Horario apretado, pereza que vencer y satisfacción diaria. Poco a poco, veo como mi cuerpo va mejorando conforme acumulo kilómetros. Enero y Febrero fueron bastante pobres en entrenamiento, por una lesión en la rodilla izquierda, concretamente condromalacia rotuliana, o desgaste del cartílago; pero la cabra tira al monte y desde Marzo hasta hoy he ido sacando ganas, fuerzas, motivación e ilusión y he podido superar los 5000 kms en las piernas durante estos 3 meses.

Los viajes comienzan mucho antes de la primera pedalada. El proceso, eterno y muy laborioso, tambien forma parte del viaje, las ilusiones por recorrer los lugares deseados, la preparación física y mental, la elaboración del plan de viaje, fechas, vuelos, permisos, vacaciones, documentación sobre las costumbres, la historia, la cultura, las raíces…todos los matices que conforman el cuadro que luego resulta. De lo que originalmente planeas a lo que posteriormente acontece, suele distar muchísimo, porque lo que se vive en directo, en primer asiento, se multiplica por mil, en cualquier aspecto, por muy imaginativo que uno sea. Desde casa se dibuja un boceto que se desborda en directo.

Durante la preparación, las ilusiones y las decepciones se combinan continuamente en un juego que mina la moral, cuando te encuentras con demasiadas barreras a la hora de realizar cualquier pequeño trámite. Las grandes dificultades suelen venir en forma de muros que el ser humano se ha empeñado en levantar entre pueblos que resultan mucho más semejantes de lo que creemos. Somos obstinados, cíclicos y previsibles. Las fronteras mentales se presentan como molinos gigantes difíciles de sortear para los Quijotes aventureros de los tiempos que corren; y no hablo de aquellos que vamos, observamos y nos largamos, sino de los que habitan esos rincones del mundo, sometidos a unos juegos demasiado peligrosos. Seguiremos en la cruzada particular, intentando hacer realidad otro sueño, otra ilusión desbordada, que a fuerza de insistir acaba haciéndose viaje, interior y exterior.

Algo se está gestando hace mucho tiempo, lo estoy mimando, perfilando, sacando punta, cociendo a fuego lento, con pequeños logros y pequeñas decepciones, subidas y bajadas como un montaña rusa particular. Hay días en los que pienso que es demasiado sacrificio diario y demasiado complicado embarcarte cada año en semejante empresa, pero otros días el optimismo y la euforia te acompañan y las sensaciones son fantásticas al pensar en hacer realidad aquello que te entusiasma, verte en el mundo, conocerte en otros lugares, respirar los rincones del planeta que todavía albergan la autenticidad del ser humano libre y compartir con él tu emoción.

De momento todo está en el aire...

Quiero agradecer a Marisa Mena, la carta que envió y que se publicó en la revista Hoy, en la que reflexionaba sobre los viajes que he ido realizando. Gracias por tu interés.

...y gracias a mi regalo de los cielos por aguantar mi montaña rusa particular a diario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada